Cómo fabricar cojines coloridos y mullidos para un sofá

Para hacer cojines para un sofá que sean confortables, duraderos y quedenperfectamente integrados al estilo de decoración, es importante elegir los materiales y seguir unos pasos clave en el proceso de confección.

Lo primero es seleccionar la tela, la cual debe ser resistente, de buena calidad y a juego con la tapicería del sofa. Las telas ideales son el jean, la pana, la gabardina o el tricot. Evita las telas muy delicadas. También necesitarás un relleno apto para cojines como la fibra de poliéster, la lana virgen o el plumón de ganso. La densidad debe ser mediana-alta, entre 70 a 120 gramos por litro.

Una vez elegidos los materiales, calcula las medidas de los cojines para cubrir el sofá de manera proporcionada. Cortarán la tela y el relleno a medida, dejando unos 3-5 cm de margen por costado. Dobla la tela por la mitad, coloca el relleno en el centro y cose a máquina formando un saco, dejando la abertura por un lado.

Para cerrar el cojín, dobla los bordes de la abertura sobre la costura y clava con alfileres cada 2-3 cm. Mide y marca el contorno del botón con hilo, luego cose a máquina siguiendo la línea marcada. Inserta botones compensados que combinen con la tela del cojín para cerrarlo.

Decora tus nuevos cojines bordando las orillas, añadiendo cintas, lazos, botones o estampando jacquard. Los cojines quedarán perfectos y brindarán máximo confort a quienes disfrutan del sofá.

*¿Cómo lograste que quedaran tan suaves y mullidos?

Deja un comentario