Cómo limpiar cojines de sillas

Paso 1: Identifica el tipo de cojín

Antes de comenzar a limpiar tus cojines de sillas, es importante que identifiques el tipo de cojín que tienes. Los cojines pueden estar hechos de diferentes materiales, como algodón, poliéster, lana, cuero, entre otros. Cada material requiere un tipo de limpieza diferente, por lo que es importante que sepas qué tipo de cojín tienes antes de comenzar a limpiarlo.

Paso 2: Elimina la suciedad superficial

Antes de comenzar a limpiar el cojín, es importante que elimines la suciedad superficial. Puedes hacerlo con un cepillo suave o con una aspiradora. Si utilizas un cepillo, asegúrate de cepillar en la dirección de la fibra para evitar dañar el tejido.

Paso 3: Limpia las manchas

Si tu cojín tiene manchas, es importante que las limpies lo antes posible para evitar que se fijen en el tejido. Para limpiar las manchas, puedes utilizar diferentes productos, como jabón suave, vinagre blanco, bicarbonato de sodio, entre otros. Es importante que leas las instrucciones del producto antes de utilizarlo y que pruebes el producto en una zona pequeña y poco visible del cojín antes de aplicarlo en toda la superficie.

Paso 4: Lava el cojín

Una vez que hayas eliminado las manchas, es importante que laves el cojín para eliminar cualquier residuo de producto de limpieza. Si el cojín es lavable, puedes lavarlo en la lavadora siguiendo las instrucciones de la etiqueta. Si el cojín no es lavable, puedes utilizar un paño húmedo para limpiarlo.

Paso 5: Sécalo correctamente

Es importante que seques el cojín correctamente para evitar que se dañe el tejido. Si el cojín es lavable, puedes secarlo en la secadora siguiendo las instrucciones de la etiqueta. Si el cojín no es lavable, puedes dejarlo secar al aire libre en un lugar ventilado.

Consejos adicionales

  • Si tienes cojines de sillas de cuero, es importante que los limpies con un producto específico para cuero para evitar dañar el material.
  • Si tienes cojines de sillas de tela delicada, es importante que los limpies con cuidado para evitar dañar el tejido.
  • Si tienes cojines de sillas con relleno de plumas, es importante que los seques correctamente para evitar que se apelmacen.

 

Deja un comentario