¿Cómo usar un cojín antivuelco para dar seguridad a un bebé?

Un cojín antivuelco, también conocido como almohada de seguridad infantil, es un dispositivo de protección diseñado para evitar que un bebé se vuelque accidentalmente de una cama, sofá u otra superficie elevada. Usar un cojín antivuelco cuando un bebé está solo en una cama, sofá u otra superficie elevada puede reducir significativamente el riesgo de lesiones graves por volcamiento.

** ¿Cómo colocar correctamente un cojín antivuelco? **Primero, asegúrese de que la superficie donde se colocará el cojín es firme, plana y sin huecos. El colchón debe ajustarse bien al borde de la cama. coloque el cojín centrado en la parte más angosta de la cama o sofá, que suele ser la cabecera. El cojín debe cubrir al menos la mitad de la superficie más angosta.

**¿Qué tamaño de cojín antivuelco elegir? **Elija un cojín de un tamaño adecuado para la cama o sofá donde se usará. Los tamaños típicos son las medidas de la cama infantil estándar (29 x 50 pulgadas) o los sofás medianos (52 pulgadas de ancho). Un cojín demasiado pequeño no brindará suficiente protección, mientras que uno demasiado grande puede no ajustarse bien a la cama.

**¿Cómo saber si el cojín está instalado correctamente? **Debe ser difícil de mover o volcar manualmente. Los bordes y costados deben sentirse firmes al tocárselos. No debe haber huecos ni espacios visibles entre el colchón y el cojín. Recoloque el cojín según sea necesario para que cubra completamente la superficie y no pueda volcarse fácilmente.
Cuándo volver a evaluar el uso del cojín antivuelco Siempre vuelva a evaluar el uso del cojín antivuelco si el bebé comienza a gatear o a trepar, ya que esto podría ponerlo en mayor riesgo de volcarse. Es mejor retirar el cojín cuando el niño alcance los 2 años de edad.

Deja un comentario