Limpiar cojines exterior: Una guía detallada para darles brillo a tus cojines

¿Cómo limpiar Cojines exterior de forma profunda antes del invierno?

Los cojines exteriores suelen acumular polvo, suciedad y manchas con el uso frecuente, sobre todo si están expuestos a las inclemencias del tiempo. Por eso, es importante realizar una limpieza exhaustiva antes de guardarlos para el invierno.

Quita las fundas y límpialas por separado. Las fundas de cojines pueden lavarse en la lavadora con detergente y suavizante. Asegúrate de quitarlas completamente antes de limpiar los cojines.

Cepilla en profundidad para quitar el polvo. Usa un cepillo de cerdas rígidas para quitar toda la suciedad superficial de los cojines. Puedes usarlo manualmente o a través de un aspirador.

Mancha los ensuciamientos difíciles. Trata las manchas problemáticas con un removedor de manchas o bicarbonato de sodio. Deja actuar y enjuaga con agua.

Limpia a fondo con detergente y agua. Sumerge los cojines en una solución de detergente y agua caliente o úsalos en la manguera de un jardín. Enjuágalos completamente para quitar cualquier residuo.

Desinfecta y desodoriza (opcional). Para una desinfección profunda, puedes limpiar los cojines con una solución de cloro o incorporar vinagre blanco al enjuague. Esto eliminará olores y bacterias.

Deja secar completamente. Extiende los cojines limpios en un área sombreada y bien ventilada. Las fundas deben secarse también antes de volver a ponérselas.

Almacena en un lugar protegido. Una vez secos, guarda los cojines en bolsas de almacenamiento a prueba de polvo o en armarios cerrados para protegerlos hasta la próxima temporada.

¿Tienes más preguntas? Estoy aquí para responderlas.

Deja un comentario